968 53 01 42 gruinsa@gruinsa.com

La construcción de puentes de carretera necesita de una serie de elementos para que los mismos garanticen la seguridad tanto en las labores de construcción como, posteriormente, para el paso de los coches.

Por ello, es importante conocer los tipos de gruas para la construccion de puentes, algo que te explicamos en las siguientes líneas con el objetivo de arrojar algo más de luz sobre dicho asunto.

> Transportes especiales para construcción de puentes

Principales tipos de grúas para la construcción de puentes

Existen muchos tipos de puentes para carreteras, pero los mismos también dependen de las características del puente y del tiempo para construirlo. Por ello, comenzamos refiriéndonos a que las grúas son unos elementos imprescindibles para transportar cualquier tipo de mercancías, pues cargan u descargan elementos de gran peso, algo que sería imposible sin estas grúas.

De esta manera, como puedes ver, hoy en día existente diferentes tipos de grúas, las cuales varían en función del lugar donde trabajen, el tipo de cargas que haya que levantar, el peso que soporten y los mecanismos empleados, bien sean de poleas, contrapesos, rieles o ruedas, entre otros.

Grúas pórtico. Se trata de unas grúas que tienen forma de pórtico y están fabricadas en acero o aluminio, constando de un puente elevado y soportado por dos extremos hasta crear un arco. De este modo, pueden hacer un desplazamiento de cargas horizontales, verticales y laterales con la ayuda de unos guinches.

Se ubican en las zonas de maniobra para efectuar los movimientos de traslación y elevación y son capaces de levantar cargas de hasta 15 toneladas.

Grúas semipórtico. Son unas grúas que se denominan así porque uno de sus caminos de maniobra permanece unido a rieles, mientras que el otro es movido con ruedas. Además, este segundo ejemplo es el punto de apoyo que se mantiene en el suelo y los otros dos quedan elevados sobre unos pilares o columnas.

Así, este tipo de grúas pueden ser empleadas tanto para los trabajos de interior como de exterior.

Además, dentro de esta categoría encontramos las grúas STS para barcos, RTG para contenedores, VLG para el varado de embarcaciones y MDBC para la conexión con terminales.

Carretilla pórtico. Son unas grúas con un sistema similar a las de las grúas pórtico, pero en este caso pueden transportar los objetos de una forma diferente y llevarlos hasta el medio de transporte correspondiente, que suele ser un camión.

Sidelifer. Usadas para manipular cargas en un muelle, su uso no está tan vinculado a los puentes, aunque se usa en camiones y también permite la carga y descarga de grandes pesos.

Grúas torre. Son unas grúas con pluma que disponen de una torre vertical en la parte superior y llevan a cabo funciones de carga y descarga con la ayuda de un gancho queda en suspensión de un cable. En este caso sí son muy usadas en el sector de la construcción y particularmente como ayuda para el levantamiento de los puentes.

Grúas puente. Son unas grúas que tienen forma de arco rectangular, con elementos apoyados sobre el suelo o sobre unos dos caminos que hacen de eje. Además, también se pueden instalar en el techo de una nave o en zonas altas para dirigir operaciones en altura, como en el caso de los puentes.

Grúas flotantes. Se trata de las grúas que tienen una mayor capacidad de elevación y son capaces de soportar más de 10 000 toneladas, por lo que son las ideales para la construcción de puentes. Algunas son fijas y otras son móviles, siendo las segundas las que se usan para la construcción de estos puentes.

Los tipos de puentes que existen

Con las grúas trabajamos para la construcción de los puentes, pero no todos son iguales, pues vemos que cada uno distribuye las cargas de distinta manera y se adaptan a ambientes específicos. De este modo, vemos que los puentes de vigas apenas son capaces de abarcar distancias limitadas si no disponen de apoyo adicional, cuando otros puentes sí pueden abarcar un mayor espacio.

Por ello, nos referimos a los diferentes puentes que existen y a sus características principales.

Puentes de arco. Se trata de unos puentes que disponen del arco como su principal elemento estructural. Aquí, el número de arcos que soporta la estructura varía en función del tipo de cargas y la fuerza que deba soportar. Por ejemplo, ejemplos de este tipo de puentes son el puente del infierno en Nueva York (Estados Unidos) o el Puente Viejo en Mostar (Bosnia y Herzegovina)

Puentes viga. Son los puentes más básicos y se apoyan en una armadura de varias vigas de diferentes formas y tamaños. Estos puentes pueden quedar inclinados o en forma de V.

Un ejemplo de esta infraestructura es el que puedes ver en el lago Pontchartrain Causeway, al sur de Luisiana (Estados Unidos).

Puentes de armadura. Son puentes que se caracterizan por tener una armadura con forma de marco triangulada con elementos que actúan sobre todo en tensión y compresión. Por ejemplo, las vigas Truss eran bastante comunes en la elaboración de este tipo de puentes.

Puentes cantiléver o voladizos. Son similares a los de arco, pero se basan en que el apoyo de su carga está en brazos diagonales en lugar de verticales. Un ejemplo claro es el puente de Queensboro en Nueva York que seguro conoces.

Puentes colgantes. Son construcciones que cruzan cables o cuerdas de la viga lateral para poder soportar el peso total de la cubierta del puente y también la presión de los coches pasando. El puente Golden State en San Francisco es un buen ejemplo, uno de los más famosos y de obligada visita si vas a la ciudad.

Puentes atirantados. Son aquellos que usan cables de cubierta que se encuentran conectados de forma directa a una o más columnas verticales. Dichos cables quedan conectados de dos maneras: diseño en aspa (cables unidos a los diferentes puntos de la columna) y diseño en ventilador (cables conectados a un punto en la parte superior de la columna).

En definitiva, como puedes ver, en la construcción de puentes hay que tener en cuenta el uso que vamos a darle y a partir de ahí ver qué puente es el más indicado para cada tipo de proyecto.

En Gruinsa somos especialistas en suministrar las grúas de alto tonelaje más potentes del mercado como nuestra grua telescópica Demag AC650 capaz de elevar cargas hasta los 60 metros y utilizada para este tipo de grandes proyectos.

grua demag ac650

Compartir: